jueves, 21 de junio de 2012

Loca

Hace 2 días llegó a mí esta canción. Y desde entonces no me la quito de la cabeza... Es envolvente, inquietante, tremendamente triste, bella, tierna, inteligente, profunda, sincera, mágica...


Os invito a que leáis este post, veáis el vídeo y lo volváis a leer. 


Canta desde el silencio. Su voz es un murmullo con los labios aún cerrados. La voz comienza en solitario como un resorte, un impulso, como una orden de sus instintos más profundos. El hipotálamo manda. El neocortex duerme...

En ese momento un tímido golpe de Hang irrumpe y penetra en la armonía seguido de otros muchos. Dicen que este instrumento no lo puede tocar cualquiera, sino alguien vinculado de forma profunda y espiritual con el propio sonido que desprende. El continuum que fluye es palpable en el hombre que acaricia el instrumento.

Su voz es el aire y siente que es presa del tiempo. Hace esfuerzos enormes por aguantar sus propias alas y solo piensa en las ansias de besarle ¡Necesita aire! Sus plumas pesan y dejan de ser plumas. Quiere enamorarse otra vez, hacer bailar su corazón de nuevo.

Todo lo dice con una boca que está loca, que besa con palabras frutales y una y otra vez se equivoca. Como se equivocó en el pasado.

En ese momento su voz se desploma, pero antes de caer, entra el violoncello que casi a ras de suelo la sostiene entre sus cuerdas.

Por mucha gente que haya a su alrededor se siente sola y solo la poesía la abraza. ¡Qué importante es la armonía y qué difícil aguantar un silencio sincero!


Como la mayor de las rabietas quiere y exige DUDAR siempre, reflejarse en el vino tinto y verle. Le dice a su madre que va a quererla siempre pero la necesita lejos de sí.

Su boca es una loca que se equivoca una y otra vez...



Ravid Goldschmidt & Silvia Perez Cruz




Me abruma el poder de esta mujer despojándose de su tristeza con tanta fuerza y delicadeza al tiempo. Siendo acompañada, protegida, cubierta, empapada por estos dos hombres buenos que ayudan a gestionar el dolor. 

En nuestra sociedad hay emociones que no están permitidas. La tristeza es una de ellas. Una persona no puede permitirse estar triste y menos delante de los demás. Los que la rodean no saben cómo reaccionar ante esa tristeza y les cuesta prestar apoyo. 

Sin embargo en este caso, estos dos hombres acompañan y canalizan esa emoción. Y la mujer se permite expresar esa tristeza que pesa, que cansa, que duele en lo más hondo...


Tricemoon


No hay comentarios:

Publicar un comentario