martes, 23 de julio de 2013

Soy cómplice de la violencia y me detesto por ello

Se me llena la boca hablando de crianza respetuosa y con apego. Valoro a l@s niñ@s como seres humanos independientes que son, de los que podemos aprender mucho. Siento verdadero respeto por la infancia y deseo que mi hija pueda crecer en paz, siendo fiel a sus principios y valores. Siempre estoy diciendo que l@s niñ@s merecen que se les respete igual que a un adulto, que no por ser más bajitos tenemos derecho a humillarles, mentirles, chantajearles, herirles, pegarles... Me sienta fatal cuando leo en algunos restaurantes u hoteles "espacio libre de niños", como si fueran El Mal. Pienso que obligar a l@s hij@s a hacer cosas como comer o dar besitos es verdaderamente peligroso. Lo paso mal cuando veo sufrir a cualquier niñ@, sea conocid@ o desconocid@.


Y sin embargo, soy incapaz de actuar ante la violencia hacia l@s niñ@s. Cuando veo a alguien pegando a su hijo, gritándole, ignorándole, chantajeándole, obligándole, mintiéndole, humillándole...

NO HAGO NADA.

  
Sé que, sin hacer nada, soy cómplice de esa violencia y me detesto por ello.


No hay comentarios:

Publicar un comentario